Categorías
Productividad

¡Tiempo de siesta! Aprende cuánto es recomendable dormir en una siesta

Hacer una siesta siempre se ha visto mal en los países más fríos. En lugares cálidos como el que vivo (Piura) la siesta es una costumbre local. Lo sorprendente es que ahora se recomienda que se haga la siesta para elevar nuestra productividad. Es preferible estar despejado luego de una siesta de 20 minutos, que pasarla dando cabeceadas como zombie durante 2 horas.

En esta infografía de el WSJ nos informan el tiempo ideal para dormir una siesta y lo que produce en nuestro organismo.

OB-YT345_SLEEP0_G_20130902231003

Según la infografía:

  • 10 a 20 minutos: Esta “power nap” es ideal para un estímulo en nuestro estado alerta y energía. Esta duración usualmente nos limita a los estados más ligeros de non-rapid-eye movement (NREM) o “movimiento ocular no-rápido”, lo que nos permite despertar con más facilidad.
  • 30 minutos. Puede causar inercia de sueño, un sentimiento de estar con resaca o mareados que dura hasta 30 minutos después de despertar, antes de que los efectos reconstituyentes sean aparentes.
  • 60 minutos. Esta siesta es la mejor para mejorar los efectos de memoria en nombres y cara. Incluye un sueño de “ola lenta”, del tipo más profundo. De todas formas, nos sentiremos algo mareados al despertar.
  • 90 minutos. Este es un ciclo completo de sueño que tiene ciclos ligeros y profundos incluyendo el REM (rapid eye movement), típicamente asociado con la etapa de los sueños. Esto nos lleva a mejoras emocionales y memoria de repetición (montar bicicleta, tocar el piano) y creatividad. Una siesta de esta duración típicamente evita la inercia de sueño, haciendo que despertar sea más fácil.

Por otro lado, se recomienda hacer siesta no en posición horizontal completa, sino estar sentados o semi-recostados; de esta manera, evitaremos entrar en sueño profundo. Las siestas son también un excelente remedio para las personas que no consiguen dormir demasiado por las noches, pero no están recomendada para quienes sufren insomnio o apnea.

Categorías
Productividad

Soy Fernando Rios, Director de El Panfleto, y así es como trabajo

El Panfleto es un medio digital que tiene un promedio de 70 mil visitas diarias. Lo que comenzó como un pasquín universitario impreso se ha catapultado a ser el medio satírico más importante de la esfera digital peruana.

Fernando Ríos (a) Chancho Arnulfo es el encargado de dirigir El Panfleto e inaugura esta sección de entrevistas respondiendo a nuestro cuestionario inspirado en lo que hace Lifehacker.

Cuarteles Generales: Aunque en realidad trabajamos virtualmente, la dirección fiscal está en mi casa en San Miguel, Pando.

Cargo actual: Director de ElPanfleto.pe y en la universidad estoy terminando mi tesis de la carrera de antropología.

Una palabra que mejor describa tu trabajo: Cachaciento.

Modelo de celular actual: Tengo un iPhone 4, que compré de segunda a S/.200 pero no me gusta. Soy más de Android, pero me lo robaron en noviembre pasado.

Modelo de compu: Sigo con una HP Pavillion Envy M4 que fue una de las primeras que salió con carcaza de aluminio. Y, a pesar que todas las de ese modelo tienden a recalentar, la mía no lo hacía. Pero cumplido un año de uso, ahora puedo planchar mi ropa con esa laptop.

¿Cómo es tu espacio de trabajo?

Trabajo en mi cuarto, que es oscuro, pero porque me da la gana, porque si abro la cortina me ve mi vecino que es un chismoso. Tengo mi escritorio, una silla gerencial que me la compré por 90 soles en un Sodimac y demasiados libros.

¿Qué apps, software o herramientas te son tan indispensables que no podrías vivir sin ellas?

Evernote, que usaba muchísimo en tablet más que en celular.

Pero hay otras herramientas que me están sirviendo, en concreto, para mi tesis. Una de ellas es Zotero, un programa de gestión bibliográfica. Lo uso muchísimo. Después de buscar un artículo en la web en vez de marcarlo como favorito, Zotero te permite guardarlo como bibliografía.

Entonces si escribes, una tesis y quieres encontrar eso que leíste hace tiempo y no te acuerdas, Zotero es una herramienta que se integra a Word y tienes un buscador del título del artículo o del autor y lo puedes citar inmediatamente.

Atlas.ti es otra aplicación que uso para el análisis cualitativo.

Luego está Google Maps. Tengo muchísimo trabajo de campo realizado en esta aplicación, con coordenadas apuntadas y todo. No solo lo uso como mapas, sino hasta como libreta de apuntes, le puedo meter un montón de cosas allí.

¿Cuál es tu mejor atajo de productividad, si es que tienes alguno?

El Zotero es mi mejor atajo. La mayoría de gente tiene que irse a buscar dónde carajo leyó tal cosa y eso consume muchísimas horas de tesis. O pierde muchísimo tiempo agregando la bibliografía a Word y citando punto por punto. En cambio con el Zotero todo lo que vas agregando y citado en tu trabajo sale automáticamente. Esto te ahorra muchísimas horas/hombre.

¿Cuál es tu to-do manager favorito?
Aunque hay gente que usa el File Commander, yo uso Any.do y me muevo entre ese y Evernote. Otro de los que uso con frecuencia es Google Drive.

Para gestión de archivos musicales –la música es uno de los temas en los que me especializo– usaba PlayerPro cuando tenía Android.

Y siempre hay nuevos presupuestadores y me ayudan un montón para mantener las cuentas en orden.

Para gestión de contraseñas con el Chrome me basta.

Aparte de tu teléfono y computadora ¿Tienes algún otro gadget indispensable?

Lo tuve hasta noviembre, que me asaltaron. Era una Samsung Galaxy Tab 4 recién compradita y ya me estoy comprando otra a través de un amigo en Miami que me la va a traer.

La tablet la usaba para todo: Conferencias, conversaciones, acuerdos, hasta la frase graciosa que dice un borracho de la mesa del costado. Cuando la compré tenía la duda de si sería útil o simplemente un capricho, pero al final sí fue como mi mano derecha.

En cambio no me interesan celulares muy grandes, creo en la lógica de que con un solo dedo puedas desplazarte por toda la pantalla, pero sí me interesa una tablet de 8 pulgadas para arriba.

¿En qué cosa de todos los días eres mejor que cualquier otro?

Tengo la impresión de que escribo rápido. No es que escriba excelente, no lo hago, pero puedo hacer un artículo en 8 minutos, por ejemplo. Siento que soy muy rápido en sintetizar ideas en mi cabeza y trabajarlas.

Y en temas académicos me estoy especializando en música popular peruana. Es lo mío.

¿Qué música escuchas mientras trabajas?

Curiosamente yo escucho mucha música para leer, pero no para escribir, no puedo trabajar escuchando música. En todo caso lo que hago es escuchar música de acuerdo a lo que estoy trabajando. Como suelo escribir sobre música me empilo mucho con la música sobre la que estoy hablando.

Por ejemplo suelo escuchar todo un disco y viendo videoclips una hora. Paro la música y me pongo a escribir un par de horas más. Y si me siento estresado vuelvo a la música, paro y de vuelta a escribir.

Pero suelo escuchar la música sobre la que luego estoy redactando. Huayno sureño, bombo baile de Tarapoto o cumbia sanjuanera según sea el caso.

¿Y tienes un sitio especial para encontrar la música?, ¿Varios sitios?

Nooo, en YouTube. Ahora con el tema de las productoras digitales en las que un brother con una cámara digital pueden hacer un trabajo más complejo, todo grupo musical, hasta el más pequeño, tiene su videoclip grabado y subido a YouTube.

¿Qué estás leyendo ahora?

La historia de la corrupción en el Perú, de Adolfo Quiroz Chueca. Este libro lo editaron en el año 97 y ya está por su tercera edición.

Y es relativamente conocido, hasta el punto que ya lo piratean en calle, y eso no es muy común en un libro de ciencias sociales.

¿Eres más introvertido o extrovertido?

Extrovertido, soy demasiado piurano. Tenemos fama de gritones.

¿Cómo es tu rutina de sueño?

Yo trabajo de madrugada y soy una cagada para dormir. Duermo 6 horas al día y mi patrón de sueño es de 7 de la mañana a 1 de la tarde o de 8am a 2pm. Y como cuando todo el mundo trabaja yo duermo, la gente cree que duermo todo el día.

Llena el espacio en blanco. Me gustaria que… responda estas mismas preguntas.

Aquí en Piura me gustaría que las conteste Rolando Chumpitazi, porque me preocupa mucho el tema de tecnología de El Tiempo. Siento que no la están viendo en el tema digital, a pesar de haber tenido un cambio importante como periódico. Y por eso me interesaría saber en qué parte del mapa está ubicado Rolando.

¿Algo que quieras añadir a nuestros lectores?
¡El mundo tiene que ir hacia Android! Toda la filosofía open source, ubuntu, gnu, etc. es donde debemos estar.

Esto en el fondo porque ahora los niños tienen todo servido. Un niño prende su tablet y ya sabe darle de comer al Gato Tom. Pero esto no era antes así. Tienen que darse cuenta y entender que detrás de todo esto hay una serie de comandos que hacen que funcione las cosas, como cuando nuestra generación aprendía la programación básica porque así te lo exigían las máquinas antiguas. Sino no funcionaba nada.

Y esto está produciendo generaciones de niños que saben de tecnología, pero no de computación.

¿Crees que se debe enseñar programación en los colegios?

¡Por supuesto! No sé por qué se abandonó. Antes se enseñaba, incluso había programas que funcionaban bien en máquinas antiguas con Windows 3.1 en los que se digitaban comandos en DOS y se podían trabajar cosas.

Una cosa buena, sería, por ejemplo, que los padres compren a sus hijos una Raspberry Pi en vez de una tablet. Así los acostumbras a conectar cosas y digitar comandos. Sería una excelente iniciación para que descubran lo que hay detrás de estas cosas.

Categorías
Productividad

Por qué las tarjetas de presentación todavía sirven y cómo usar efectivamente la tuya.

Con toda la parafernalia digital, uno puede pensar que las tarjetas de presentación son una cosa del pasado. Esto no es así. Aquí te mostramos por qué todavía son importantes y qué puedes hacer para sacarles el máximo de provecho.

En primer lugar, las tarjetas todavía están con nosotros porque nuestra memoria es frágil. ¿Cuántas veces cuando conoces a alguien y pasas conversando un rato, de pronto te olvidas de su nombre cuando todo acabó?

El objetivo de dar o conseguir una tarjeta es tener un récord de contactos a los que puedes seguir para poder desarrollar un negocio o conseguir un trabajo.

Es así como una tarjeta es un mapa de oportunidades, puede conducirte a un buen nuevo trabajo, una oportunidad de negocios o simplemente hacer que tu negocio gane más dinero. Normalmente cuando uno se encuentra con un potencial cliente en una reunión se presenta, describe lo que hace y entrega su tarjeta. Esto da una apariencia profesional, al contrario de escribir un email en una servilleta. Además de mostrar que no eres un improvisado.

Por otra parte, una tarjeta de presentación es una forma de poner cara a tu negocio. La gente que la recibe probablemente no necesite tus productos o servicios hoy, pero puede llegar un día en que sí lo hagan y puedan sacar tu tarjeta y llamarte en lugar de tratar de recordar tu empresa y buscarla por la web.

Las tarjetas siempre son accesibles, no dependen de una zona de conexión, en sitios donde los celulares están desconectados, como en un aeropuerto o en el hospital. Además es fácil de entregar y se puede mantener contacto visual con la otra persona en vez de estar tipeando un número en tu teléfono.

Y en el fondo, los profesionales esperan que tengas una tarjeta. Siempre.

Qué tiene que haber en tu tarjeta y cómo hacer para que resalte

playful-business-card

Pon lo esencial. No quieres que la información vital se pierda en una maraña de datos. Pon tu número, email de trabajo, web y, si es necesaria, la dirección.

Deja la parte de atrás en blanco. Si eres aventurero, puedes experimentar con diferentes estilos y el logo en la parte de atrás. Pero que no se convierta en un folleto publicitario.

Usa blanco como base de color de tu tarjeta. Seguramente el que la recibe quiere escribir alguna nota o información adicional en el frente y reverso de la tarjeta.

Usa un tamaño estándar. Hacer un tamaño especial sirve para diferenciarte, pero no sirve de nada si se pierde, porque es muy pequeña, o no entra en una billetera, porque es muy grande. No tienes que impresionar a nadie con diseños demasiado bizarros.

Usa tu foto y añade valor a tu tarjeta. Es un modo de diferenciarte, por ejemplo, en un congreso o reunión social uno puede recibir numerosas tarjetas, si una o dos de ellas tiene la foto del dueño, recordarán a esa persona.

Otros elementos. Uso de QR, un buen tamaño de letra, que sea un papel de calidad, etc.

Mejores prácticas

touch-feel-changes-emotions_22285_600x450

Con la tarjeta adecuada puedes empezar a hacer contactos, pero tienes que tener algunas estrategias.

Siempre listos. Siempre ten tarjetas contigo, incluso si estás de vacaciones puedes establecer un contacto casual con alguien.

Sé selectivo. Que tengas mil tarjetas no significa que tengas que usarlas todas en una conferencia o congreso. Si estableces contacto con alguien entrégale tu tarjeta, pero no repartas como si fueran volantes.

Muéstrate interesado. Si entregas una tarjeta, trata de conseguir una de regreso. Si no lo hacen, pregunta. Muéstrale tu interés de permanecer conectado.

Sé proactivo. Cuando obtengas una tarjeta, tómate el tiempo de buscar al interesado por LinkedIn, Twitter o lo que hayan puesto. Esto ayudará a recordar sus nombres y a poner un rostro al nombre.

Fuente: Lifehacker

Categorías
Productividad

Desconectar de todo

Young Man Unplugged

Desconectar el trabajo es casi una misión imposible, pero es importantísimo para poder descansar y no terminar quemado.

Leo en el Blog Think Wasabi unos trucos para conseguir desconectar, aunque depende de cada persona:

1. Limitar las horas de trabajo. Separar tiempo de trabajo del tiempo de descanso.

2. Tener un hobby o varios, y fuera de internet. Tener un hobbie muchas veces puede ser lo que te permita salir del trabajo y desconectar del trabajo para volver con más fuerzas. ¿Alguien dijo deporte?

3. Si desconectas, desconecta. Cero distracciones. No te detengas en mirar un momento el correo, o volver a entrar al Face… Basta con un sólo email para calentarte la cabeza durante todo el día.

Enlace: Mi fórmula para conseguir desconectar

Categorías
Productividad

Las 9 reglas del Email que debes seguir

email-spam

Vía Think Wasabi encuentro estas 9 reglas imprescindibles para saber usar esa herramienta perenne en nuestro trabajo y que muchos todavía no sabemos controlar: El Email.

1. No contestar inmediatamente. Es un mal hábito que genera multitarea, distracciones y un falsa sensación de eficacia.

2. No enviar urgencias por Email. Para las urgencias hay un método más antiguo y eficaz: el teléfono.

3. Los temas serios, mejor a la cara. Cuando se escribe un email enojado salen cosas muy duras, que uno no se atrevería a decirlas a la cara y puede traer una consecuencia opuesta a la deseada. Si hay un tema gordo, mejor cara a cara; o bien, escribirlo antes y luego hablarlo.

4. Evitar el FYI. Es una forma de delegar una responsabilidad no deseada. Si no te gusta que te los envíen, tampoco lo hagas.

5. Aprende a estructurar emails largos. Que facilite su lectura. Utiliza guiones, un sumario inicial. Ganas en comprensión y organización sobre lo que hay que hacer.

6. No contestes todos los mensajes. Piensa ¿De verdad este correo necesita una respuesta?

7. Fuera las firmas elaboradas. Mejor texto plano. Las firmas de colores, distraen y cuando respondes tienden a cambiar el tipo de letra y colores de tu mensaje.

8. Si el contenido cambia, cambiar el asunto. En esa larga cadena de mensajes los emails van mutando, de modo que el asunto original ya no tiene nada que ver con lo que se está comunicando. Ayuda mucho cambiar el asunto que se ajuste a la realidad de la conversación.

9. Evitar el «responder a todos». Este formato aumenta el ruido de correos que todos recibimos y fomenta el envío de temas que nadie quiere asumir. Lo mejor es editar la lista de destinatarios o crear un nuevo mensaje destinado a uno o unos pocos.

Enlace: Las 9 reglas ocultas de email que aprendí tarde