Categorías
Comunicación

Lección #10: Empresa horizontal y capacidad de iniciativa

Una de las condiciones de una empresa moderna debería ser su organización horizontal. Es el terreno fértil para generar la iniciativa, la creatividad y el trabajo en equipo.

¿Qué es esto? Lee el fin de una era.

Pienso que una de las condiciones de una empresa moderna debería ser su organización horizontal. Esto, a diferencia de una organización vertical, favorece la anulación de las jerarquías a favor del trabajo en equipo y la colaboración.

Por otro lado, una organización horizontal favorece un atributo importantísimo en un trabajador: su capacidad de iniciativa. En una empresa, y mucho más en una empresa que se orienta a la creatividad e innovación, la iniciativa es vital.

Un trabajador con iniciativa propone siempre, saca lo mejor de sí y lo da a la empresa. Y esto lo hace libremente, porque está motivado. Por el contrario, un trabajador sin iniciativa se limita a hacer lo que le piden.

Trabajador con cero de iniciativa. Mi trabajo es pintar, no quitar obstáculos, diría.
Trabajador con cero de iniciativa. Mi trabajo es pintar, no quitar obstáculos, diría.

Un trabajador con iniciativa es un motor de ideas. Pero ese motor necesita un ambiente propicio para poder generarlas. Y la organización vertical, jerarquizada, suele apagar ese motor, suele generar trabajadores-burócratas, sin iniciativa.

Para muestra, una anécdota. En una productora de Hollywood un guionista se acerca a proponer el guión de una nueva película. Después de pasar por varias escalas de directores y productores, le dicen que está muy bien. Sólo tienen un problema con el mono… es mejor que no salga el mono.

El título de la película: King Kong.

Hace no mucho tiempo un amigo me comentó algo que le dijo su jefe: “No importa que te rechacen las ideas, tu sigue proponiendo…” me pareció una frase bastante cruel. Habría que ver cómo hacemos para no terminar convirtiendo a los que generan iniciativas en meros burócratas.

En Pixar se han generado muchísimas ideas de películas que en otros lados no podría haber sobrevivido: Una película de una rata en París que quiere ser cocinero. O de un viejo que se escapa con su casa llena de globos. O un pez que quiere buscar a su hijo con otro que no tiene memoria de corto plazo.

Imagínense proponer esto en una empresa vertical. Adiós Ratatouille, Up y Buscando a Nemo. Adiós Pixar.

Para Jason Fried, co-fundador de 37 signals, cuando un trabajador le dice “asciéndeme” está forzado a reevaluar su estructura organizacional. Vale la pena leer su artículo Why I Run a Flat Company. “Queremos diseñadores que quieran ser grandes diseñadores, no jefes de diseñadores”, cuenta.

Cómo hacer una empresa horizontal.

Team_Work

Es fácil ser una empresa horizontal cuando somos una startup y el fundador hace de gerente, secretaria, analista y repartidor de cafés. Conforme la empresa va creciendo se van volviendo cada vez más vertical, van apareciendo más líneas de negocio y cada uno termina haciendo lo suyo. Y lo malo es que cara el consumidor debemos mostrar una sola cara.

Esto le pasó al creador de Ziba, Sohrab Vossoughi. Según lo cuenta en un artículo en Harvard Business Review: “Cuando empezamos estaba un ingeniero, tres diseñadores y un project manager. Nos sentabamos juntos en un cuarto y todos sabían lo que los otros estaban haciendo y por qué lo hacían. Ahora somos 110 de una docena de carreras diferentes y manejando 25 proyectos a la vez. Cada vez es más difícil colaborar. Nuestra habilidad para para dar al cliente una experiencia integrada se solía tomar por descontado. Ahora mis preocupaciones sobre cómo ser más horizontal me mantienen despierto por la noche”.

Una solución puede ser tratar de unificar a todos bajo un objetivo común. El “propósito” del que hablábamos en la lección #5. Cuando a Mark Kawano le hicieron una entrevista sobre su trabajo de diseñador en Apple, respondió que no había ningún secreto, puesto que todos: ingenieros, programadores, están pensando en el diseño. No sólo los diseñadores. Con esto se consigue que en Apple hayan solo 100 diseñadores en vez de 1000.

Vossoughi añade otras dos: Saber con claridad para qué se hace todo este trabajo y tener gente cuyo encargo específico sea el ser integradores, que conecten a los trabajadores con el propósito de la empresa. Las empresas más horizontales son las que proclaman sus valores a viva voz, de tal manera que los grupos al interior pueden trabajar con esto en mente.

El tema del crecimiento no es fácil de manejar. Una orquesta necesita un director, una banda de rock no. Es por eso la necesidad de que las empresas grandes tengan estos “integradores” que promuevan el trabajo colaborativo.

En resumidas cuentas, que la empresa sea horizontal es la mejor forma de atraer talento, y si hay talento, hay iniciativa; y si hay iniciativa, la experiencia del consumidor final mejorará.

[column size=»one-half»]Lección #9: Empresas Venado vs. Empresas Elefante[/column]
[column size=»one-half» last=»true»][/column]

Por Juan Carlos Villacorta

Fundador de Traxxo, escribe hace muchos años en este medio y trabaja activamente en proyectos de diseño y comunicación por internet.

Si te gusta el artículo, no te olvides de seguirnos en Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.