Categorías
Comunicación

Lección #4: Si no mides, no mejoras

Para el comunicador medir es un dolor de cabeza. Ojo con esto. Si no medimos no mejoramos, aquí aprenderemos sobre la importancia de medir y las herramientas que tenemos en la era digital.

¿Qué es esto? Lee El fin de una era.

Los que trabajamos en comunicación a veces somos muy románticos. “Escribo para que me quieran” decía García Marquez y el periodista sueña con escribir grandes crónicas de sus viajes por el mundo y que cada pieza de información dure meses. Escribir, editar, pulir, corregir sin que nada ni nadie nos moleste.

Luego nos damos cuenta de que ni nuestra mamá nos lee. Y empiezan a llegar los recibos de la luz, el agua, el teléfono y la tarjeta de crédito.

Al enterarnos de que trabajamos con recursos escasos nos daremos cuenta de que tenemos que sacarle el máximo rendimiento. Y para que las cosas rindan, primero tienen que ser medidas. Medir, en definitiva, es aprender, adquirir el conocimiento de una cosa.

¡Datos! ¡datos! ¡datos! No puedo hacer ladrillos sin barro. (Sherlock Holmes)

Debemos mirar cómo vamos y cuánto hemos avanzado. Felizmente en el mundo digital herramientas abundan.

Lo primero: Saber adónde vamos

--¿Te importaría decirme, por favor, qué camino debo tomar desde aquí? – Eso depende en gran medida de adónde quieres ir, -dijo el Gato. – ¡No me importa mucho adónde...! – dijo Alicia. – Entonces, da igual la dirección – dijo el Gato.
–¿Te importaría decirme, por favor, qué camino debo tomar desde aquí? –Eso depende en gran medida de adónde quieres ir, -dijo el Gato. –¡No me importa mucho adónde…! –dijo Alicia. –Entonces, da igual la dirección –dijo el Gato.

Antes de empezar a medir, tenemos que saber hacia dónde nos dirigimos. Cuáles son nuestros objetivos. Si tenemos un blog, por ejemplo ¿Cuál es nuestra meta? Conseguir un mayor número de visitas, aumentar los ingresos por publicidad, mejorar la tasa de compartidos en las redes sociales o aumentar nuestra base de datos de correos electrónicos.

Mientras más claro tengamos las cosas más fácil podremos medirlas. El “escribo para que me quieran” funciona en la medida que sepas cuántos efectivamente te van a querer.

Lo que se puede medir, se puede administrar. Peter Drucker.

Herramientas

Verniercaliper_700

Las formas de medir en la web se pueden contar por millones. Hay empresas y servicios que lo hacen por ti y te dan numeroros datos, pero es mejor saber hacia dónde apuntamos y hacerlo por nuestra propia cuenta. Y para ello tenemos herramientas muy eficaces y, lo mejor de todo, gratuitas.

Google Analytics.
Este servicio de Google permite medir las estadísticas de la página web o blog. La cantidad de datos que tiene es alucinante y es necesario fijar metas y objetivos para poder obtener los indicadores que necesitamos. Aquí un tutorial.

En mi caso, entre otras variables, siempre suelo fijarme –todos los días– en lo siguiente:

  • Número de visitas y evolución en el tiempo.
  • Tasa de rebote. Es el porcentaje de la gente que llega al sitio y se va inmediatamente.
  • Tiempo promedio en el sitio.
  • Adquisición. Indica por el medio en que la gente ha llegado al sitio.
  • Contenidos más visitados.

Tendencias
Para medir lo que la gente está hablando en internet están los Trending Topics de Twitter o Google Trends. También puedes usar el Google Keyword Planner rel=»nofollow» que es lo que sugiere Google AdWords para usar algunas palabras clave como términos de búsqueda.

Otra sugerencia para ver hacia dónde van los tiros es seguir a personas influyentes en tu campo de especialidad vía Twitter y LinkedIn, ver lo que publican y las preguntas que hacen.

Facebook
Aunque esta red se está volviendo súper agresiva en términos publicitarios cuenta con la gran ventaja de la hípersegmentación. Al hacer campañas de difusión de nuestro contenido podemos medir la edad, país, ciudad, sexo e intereses del público al que van dirigidos nuestros mensajes. Podemos ver lo que funciona o no.

Post mortem

Toy Story 3 pelicula (11)

Pixar tiene una práctica muy interesante para medir el éxito de sus películas y es que al terminar una de ellas hacen un análisis post mortem de la misma. La discusión entre los directores, productores, guionistas, etc. se centran en 5 cosas que repetirían y 5 cosas que no volverían a hacer con la película.

Este análisis lo podríamos hacer con lo que publicamos fácilmente. De acuerdo a la data y también a la respuesta que ha tenido en la gente: Qué es lo que mantendría y qué es lo que quitaría o mejoraría. A fin de cuenta, para eso medimos, para mejorar.

No marearse

El problema con las herramientas es que nos podemos marear con la abundancia de datos que aparecen. Y podemos convertir nuestro medio en la agencia de relaciones públicas de Kim Kardashian si nos descuidamos.(Periodismo de Memes).

kimkardashian

¿Queremos tener más visitas porque sí? No nos obsesionemos con las métricas.

No todo lo que puede ser contado cuenta, y no todo lo que cuenta puede ser contado. Albert Einstein.

Esta ciencia de la medición tenemos que tomarla como un instrumento para entender a nuestro público y para mejorar lo que creamos que deba mejorar, pero es sólo eso, un instrumento. De nosotros dependerá siempre tener el control de lo que escribimos y de la suma de creatividad y originalidad que pongamos.

[column size=»one-half»]Lección #3: Gastar en publicidad[/column][column size=»one-half» last=»true»]Lección #5: Autonomía, motivación y ambiente[/column]

Por Juan Carlos Villacorta

Fundador de Traxxo, escribe hace muchos años en este medio y trabaja activamente en proyectos de diseño y comunicación por internet.

Si te gusta el artículo, no te olvides de seguirnos en Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.